Nubes de tormenta se están reuniendo

Guerra de Siria

¿Es esto lo que los israelíes quieren tener a las puertas de sus casas?

Por: Isi Leibler 

La guerra civil siria casi ha terminado. El presidente Basher Assad permanece en el poder, y Irán y su poder Hezbollah son los claros vencedores.

Desconcertantemente, los estadounidenses y los rusos aparentemente aceptaron dejar que Hezbollah y las fuerzas terrestres iraníes permanezcan, amenazando las fronteras del norte de Israel. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, ha asegurado que la seguridad de Israel no se verá amenazada, pero el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha dicho que, si es necesario, Israel tomará medidas militares para mantener a raya a los iraníes. Esto requerirá un acto de equilibrio porque Netanyahu no desea poner en peligro su buena relación con el presidente ruso, Vladimir Putin.

La tensión se ve agravada por las amenazas iraníes de destruir a Israel y por las convulsiones en el Líbano, con el primer ministro Saad Hariri anunciando su renuncia pero retrayéndose una semana después, y el presidente Michel Aoun advirtiendo de un inminente ataque israelí.

Israel, mientras tanto, está desarrollando un frente común con Arabia Saudita. El Príncipe Heredero Mohammed bin Salman describió al líder supremo iraní como un nuevo Hitler. El Jefe de Estado Mayor de las FDI, teniente general Gadi Eizenkot, dijo a un periódico saudita que Israel está dispuesto a compartir información de inteligencia sobre Irán con Arabia Saudita. A su vez, dos ex ministros saudíes visitaron una sinagoga de París, una señal importante.

Sin embargo, la alianza encubierta entre los sunitas moderados e Israel se basa en la conveniencia y puede no durar mucho tiempo.

Los saudíes insisten en que no tienen ninguna relación con Israel, sin embargo, ejercen una gran influencia sobre el presidente estadounidense Donald Trump y lo han instado a revisar su plan original, que no cumple con los requisitos de seguridad de Israel.

La colaboración con Egipto contra el grupo Estado Islámico y la relación personal con el presidente Abdel-Fattah el-Sissi son excelentes, pero los medios y mezquitas egipcias continúan con su incitación antisemita.

El gobierno de unidad palestino no ha disminuido la ambición de Hamas de aniquilar a Israel y la determinación de mantener el control de Gaza.

El presidente de la Autoridad  Palestina, Mahmoud Abbas, continúa su incitación anti-Israel pero mantiene una coordinación militar con Israel. No muestra ninguna señal de voluntad de hacer concesiones y continúa recompensando a los presos terroristas, incluidos los miembros de Hamas, y sus familias.

La UE parece preparada para boicotear los productos de asentamientos israelíes, un paso sin precedentes. Sin embargo, el factor determinante con respecto a la diplomacia recae en los Estados Unidos, donde la opinión pública y el Congreso siguen siendo pro-Israel.

Aún así, dadas las muchas señales contradictorias, uno solo puede adivinar tentativamente cuáles son las intenciones de Trump.

Trump no logró trasladar la Embajada de los EE. UU. A Jerusalén y no ha hecho nada para castigar a Abbas por recompensar financieramente a los terroristas. En esencia, ha extendido la política del presidente Barack Obama de hablar con ambas partes e ignorar la intransigencia palestina.

El secretario de Estado Rex Tillerson anunció que cerraría la oficina de la OLP en Washington si Abbas iniciaba un proceso de crímenes de guerra contra Israel y se negaba a entrar en negociaciones de paz serias. En respuesta, los palestinos amenazaron con cortar las relaciones con los estadounidenses, y los Estados Unidos rápidamente retrocedieron.

Hay informes sin fundamento de que a principios del próximo año la administración anunciará un plan de paz redactado por los EE. UU., Incluida una solución de dos estados que no se basa en las líneas de armisticio de 1949. Se dice que estipula que nadie será desplazado y podría incluir limitar el crecimiento de los asentamientos a los bloques principales. No se cree que se relacione con Jerusalén.

A pesar del discurso contrario, la OLP siempre se ha opuesto a una solución de dos estados, como lo demuestra su negativa a comprometerse con el supuesto “derecho de retorno” palestino a Israel.

Estas propuestas irían acompañadas de propuestas de fomento de la confianza y los palestinos recibirían una generosa ayuda económica de los estados árabes sunitas. Se les exigiría que cesaran las campañas de reconocimiento internacional y recompensas financieras a los terroristas. La mayoría de las necesidades de seguridad de Israel, como la presencia israelí en curso en el Valle del Jordán, estarían aseguradas.

Netanyahu y funcionarios estadounidenses han negado la exactitud de estos informes y se han negado a comentar.

En este entorno volátil e incierto, algunas cosas permanecen claras: Israel debe mantener la disuasión y guiarse exclusivamente por sus requisitos de seguridad.

La propuesta de la administración Trump tendrá un impacto político significativo. Si se satisfacen las necesidades de seguridad israelíes, Netanyahu hará todo lo posible por la paz. Pero él cree con razón que no hay ninguna posibilidad de paz con un liderazgo palestino que sigue comprometido con la destrucción de Israel. Él trata de persuadir a Trump para que responsabilice a los palestinos mientras muestra una voluntad de intensificar las iniciativas de fomento de la confianza para mejorar su calidad de vida.

Se necesita una campaña poderosa para entregar este mensaje a la administración de los EE. UU. Los adversarios de Netanyahu deben darse cuenta de que ningún otro israelí puede manejar esto tan efectivamente como el primer ministro.

Entre la campaña de los medios ultraortodoxos contra Netanyahu, las amenazas de los partidos ultraortodoxos de derrocar al gobierno, la reforma estadounidense y el uso de los movimientos conservadores del problema del Muro de las Lamentaciones para avivar la ira contra Israel, y el ataque del viceministro de Asuntos Exteriores Tzipi Hotovely Los judíos, la cohesión interna de Israel y las relaciones con la Diáspora han sido duramente probados. Ahora es el momento para que los judíos israelíes y de la diáspora dejen de lado sus diferencias. Aquellos que aprecian la importancia de Israel deben mostrar unidad frente a las nubes de tormenta que nos rodean.ISRAELHAYOM MAGNATE DE LOS CASINOS
Traducido por: Goal

 Licencia de Creative Commons
Este post está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional. Para copiar o reproducir parcial o totalmente este post deberá dar el crédito al traductor y a las bitácoras de las que lo hizo patriajudia.com

Silueta zorrete transparente-pequeña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s