Un atentado deja 50 muertos en una ciudad de Nigeria tres años después de su liberación

Niños en Dikwa Nigeria

 Niños en Dikwa, liberada en 2014 

La ciudad de Mubi se encuentra en el este de Nigeria, muy cerca de la frontera con Camerún. Ubicada en el estado de Adamawa, Mubi celebró hace ahora tres años su liberación. Boko Haram se hizo con el control de la localidad en octubre de ese mismo año, en medio de los intentos por parte del Gobierno de negociar el fin de las hostilidades con el grupo. 

No fue el Ejército el que liberó la ciudad, la segunda más poblada del estado, sino que lo hicieron los propios nigerianos: un grupo de cazadores y vigilantes locales se encargaron de expulsar a los terroristas, responsables del secuestro de las niñas de Chibok.

Ahora, tres años después, un atentado terrorista ha sacudido de nuevo la ciudad, libre del control de la insurrección yihadista los últimos tres años. A primera hora de este martes, un menor de edad, de unos 17 años según las autoridades, se inmoló junto a una mezquita en la que se encontraban decenas de fieles participando en la primera oración de la jornada. Al menos 50 de ellos han muerto, según las últimas cifras ofrecidas por el Mando de la Policía estatal de Adamawa.

El portavoz del Mando, Othman Abubakar, ha confirmado a la Agencia de Noticias de Nigeria (NAN) que se trata de un joven el responsable del atentado. “Tenemos unos 50 muertos y ahora estamos intentando cerrar la cifra exacta de heridos“, ha señalado, según recoge el diario nigeriano ‘Premium Times’.

El mismo portavoz había confirmado poco antes que un “chaval de unos 17 años con un chaleco suicida entró en la mezquita y ante los fieles, hizo detonar la bomba”. “Muchos de los heridos están recibiendo tratamiento en varios hospitales en la región de Mubi Norte, donde los ataques han tenido lugar”, señaló. ¿Quién es el responsable? Todavía se desconoce con certeza, pero “ya se sabe”. “No tenemos sospechas de nadie en concreto, pero todos sabemos quién está detrás de este tipo de ataques”.

Este ataque, sostienen, sigue las mismas características de los ataques llevados a cabo por Boko Haram, la insurgencia islamista responsable de la muerte de al menos 20.000 personas y de dejar sin hogar a unos 2,6 millones de nigerianos desde 2009. Desde entonces, en su intento por conseguir un Estado islamista en la región, ha perpetrado no solo asesinatos indiscriminados, sino que también ha utilizado a mujeres y niños como atacantes suicidas.

En 2016 la agencia de la ONU para la Infancia (UNICEF) ya alertó del dramático incremento del uso de niños suicidas en cuatro países, uno de ellos Nigeria —junto a Níger, Camerún y Chad—, en los que Boko Haram ha desarrollado su campaña terrorista durante los últimos años: en 2014 fueron solo cuatro; en 2015, 44. Y el fondo de Naciones Unidas sostiene que tres cuartas partes de los menores son niñas.

El ataque de este martes es el más grave registrado en el estado desde el que tuvo lugar en diciembre de 2016 en el que murieron cerca de medio centenar de personas y que fue llevado a cabo por dos adolescentes suicidas. La mayor parte de los atentados en Nigeria se concentran en el estado de Borno, en el que nació el grupo terrorista. Boko Haram tuvo bajo su control tanto en este como Adamawa y Yobe un territorio equivalente en extensión a Bélgica hasta que las fuerzas armadas expulsaron a los combatientes

Atentado en Mubi, Nigeria Atentado en Mubi, Nigeria

Logotipo de El ConfidencialSilueta zorrete transparente-pequeña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s