¿Están Israel y Hezbollah preparándose para la guerra?

Hezbollah-terrorists-in-Lebanon-February-18-2017-AP-Mohammed-Zaatari-780x491 (1)

Los terroristas de Hezbollah en una ceremonia para rendir homenaje a los compañeros caídos en el sur del Líbano, 18 de febrero de 2017. (AP Photo / Mohammed Zaatari)

El papel de Hezbollah en el conflicto de Siria ha transformado y envalentonado al movimiento chiíta libanés, y preocupó a Israel.

Por: Jesse Rosenfeld

Líbano-Israel – Las tensiones entre Israel y Hezbollah están aumentando de nuevo, y de acuerdo con un comandante de Hezbollah basado en el sur de Líbano, la naturaleza de su próximo conflicto será moldeada por los avances de su organización en la guerra civil siria.

Reunido en el accidentado y montañoso interior libanés cerca de la frontera sur, donde las fuerzas de ocupación israelíes fueron expulsadas por Hezbollah en 2000 y sufrió un segundo revés en la guerra de 2006, el comandante se siente envalentonado por sus despojos sirios. “Comandante Samir”, que se niega a usar su nombre real porque no está autorizado a hablar con la prensa, sostiene que su organización ha trasladado nuevas armas antiaéreas rusas y misiles de largo alcance de Siria a esta región fronteriza.

“Puedo asegurarles que tenemos un sistema antiaéreo agradable y brillante para mostrarles”, dice Samir, refiriéndose a la respuesta planeada de Hezbollah a un asalto aéreo israelí. “Tenemos misiles pesados ​​de largo alcance, directamente de los rusos, que pueden llegar a cualquier parte de Israel”. Él negó peticiones de ver las armas, citando preocupaciones de seguridad.

“Tenemos misiles de largo alcance, directamente de los rusos, que pueden llegar a cualquier parte de Israel.” –  dijo un Comandante de Hezbollah

Mientras se jacta de la capacidad militar reforzada de Hezbollah, Samir dice que la guerra con Israel no está en la agenda por el momento. Pero está convencido de que en algún momento habrá otra ronda de conflictos, uno que será muy costoso para ambas partes, pero que sus fuerzas ganarán.

Parece que el objetivo del Comandante Samir al hablar con La Nación sobre la disposición del Partido de Dios a comprometerse con Israel es enviar un mensaje de disuasión. La fricción en el sur ha estado construyendo por meses, e incluye las demandas de la marina de guerra israelí que tira encendido a un barco de pesca libanés en las aguas libanesas, el retiro de Israel de un bloqueo de camino libanés en la frontera y los soldados israelíes dispersando a los manifestantes del lado libanés de la frontera cerca.

En febrero, el líder de Hizbollah, Hassan Nasrallah, pronunció un discurso en el que decía que sus fuerzas podrían golpear el reactor nuclear de Israel en Dimona -que está en el desierto del Néguev, lejos de la frontera libanesa- y al mismo tiempo creer que no habría guerra este año. Poco después, el presidente libanés Michel Aoun dijo a los medios de comunicación egipcios que veía las armas de Hezbollah como esenciales para la defensa de Líbano desde Israel.

Aoun, que debe su posición a la coalición parlamentaria de Hezbollah, es ahora un fuerte aliado político del movimiento chiíta. Aun así, su apoyo abierto y la confianza en una entidad armada que no estaba bajo el control del ejército libanés era sin precedentes. La declaración fue recibida por amenazas israelíes de golpear en cualquier lugar en el Líbano si es atacado.

Estas tensiones se convirtieron en un conflicto abierto en Siria en los últimos días después de que Israel llevó a cabo ataques aéreos sobre lo que el primer ministro Benjamin Netanyahu llamó “armas avanzadas” destinadas a Hezbollah, y el gobierno sirio respondió disparando misiles antiaéreos contra los intrusos. Aunque Israel ha llevado a cabo frecuentemente golpes en Siria en los últimos años, principalmente para atacar a Hezbollah y sus intereses, esta fue la primera vez que el gobierno sirio tomó represalias directas.

Un elemento de la creciente confrontación parece ser el temor de Hezbollah a la hostilidad del gobierno de Trump hacia Irán y el abrazo de la política israelí de línea dura, junto con la búsqueda de la causa común de los Estados del Golfo con Israel en la polarización regional entre Irán y Arabia Saudita. El comandante, que describe el ascenso a través de las filas de Hezbollah desde la década de 1980, se preocupa de que Washington aliente ahora un enfrentamiento israelí con Hezbollah como una forma de luchar contra una guerra de poder con Irán.

“Ambos bandos están listos para tener una pelea en Siria, pero no en Líbano.” -Ahmad Moussalli, Universidad Americana de Beirut

“El Hezbollah es como el bastón que usa Irán”, dice el comandante Samir, refiriéndose a la transformación de su organización de una milicia doméstica, antes de la guerra siria, a una fuerza de combate regional involucrada en conflictos de Yemen e Irak a Siria en nombre de su principal patrocinador . “Si los estadounidenses quieren romper la caña iraní, entonces los israelíes atacarán a Hezbollah”.

Ahmad Moussalli, profesor de ciencias políticas y especialista en movimientos islámicos en la Universidad Americana de Beirut, cree que cualquier conflicto en expansión entre Israel y Hezbollah se desarrollará en Siria en lugar de en Líbano. “Una guerra en el Líbano será muy devastadora para ambas partes”, dice Moussalli. “Ambas partes están listas para tener una especie de pelea en Siria, pero no en el Líbano. En el frente sirio, es un juego muy diferente “.

Cuando Israel invadió el Líbano en 2006, no logró ninguno de sus objetivos militares, tomó grandes bajas y dejó a Hezbolá envalentonado y admirado en todo el mundo árabe por forzar un retiro israelí por segunda vez en menos de una década. Pero el ejército israelí mató a más de 1.000 civiles libaneses, más de 4.400 heridos y desplazó a alrededor de 1 millón de personas en un país con una población total de sólo 4 millones en ese momento.

Hezbollah emergió en 1985 de la guerra civil del Líbano como un movimiento islamista y nacionalista chiíta que luchó principalmente contra la ocupación de Israel del país a través de tácticas de guerrilla. Siempre ha recibido financiación y apoyo de Irán, a menudo a través de Siria, pero el papel creciente de la milicia en el conflicto de Siria, donde ha sido crucial para cambiar la corriente a favor del régimen, ha transformado su ala militar en una convención convencional altamente capacitada y equipada. fuerza terrestre con alcance regional.

Las fuerzas de Quds de Irán, los milicianos iraquíes y Hezbollah tienen ahora una presencia militar en Siria cerca de los Altos del Golán.

Ahora Hezbolá controla directamente grandes extensiones de tierra en Siria, incluso en el sur del país cerca de la frontera israelí. Nasrallah ha dicho que su organización mantendrá el control de la tierra por el momento, mientras que el Comandante Samir sostiene que se puede usar para abrir un segundo frente contra Israel en caso de hostilidades.

Moussalli también toma nota de esta posibilidad, destacando el hecho de que las fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria Iraní, los milicianos iraquíes y Hezbollah tienen ahora una presencia militar en el lado sirio de los Altos del Golán y están dispuestos a luchar allí si es necesario.

Desde el punto de vista político, el reajuste de las fuerzas políticas regionales como resultado de la guerra siria parece estar moldeando las tensiones de Hezbollah con Israel y sus relaciones con antiguos aliados. Por un lado, el comandante Samir argumenta que los estados árabes, principalmente en el Golfo, que han apoyado a los rebeldes sirios, están interesados ​​en que Israel haga daño a su organización; por otro lado, ya no ve su lucha conectada con la lucha palestina.

“No nos consideramos aliados con los palestinos”, afirma Samir con firmeza, expresando su frustración con la división de Hamas con Irán, Hezbollah y el régimen sirio en 2012, cuando la revuelta en Siria se convirtió en una guerra civil. Es una declaración audaz para un alto funcionario de un movimiento cuyo líder siempre ha dicho que también está luchando para liberar a Palestina. De hecho, la larga solidaridad de Hezbollah con la causa palestina sirvió tanto a los intereses políticos del movimiento chiíta en el Líbano como a una visión regional común. Para los palestinos, la exitosa resistencia de Hezbollah a la ocupación israelí fue una inspiración para su propia lucha.

Pero la mayoría de los palestinos han sido simpatizantes del levantamiento sirio y se oponen a la brutalidad y represión del régimen de Bashar al-Assad, lo que los pone en conflicto directo con Hezbollah. Mientras que el régimen ha conservado la lealtad de algunas pequeñas facciones palestinas, Yarmouk, el gran campo de refugiados palestinos en Damasco, así como otros campos palestinos en Siria han visto años de intenso bombardeo y asedio por parte del gobierno. (Yarmouk también se ha enfrentado a la invasión y asalto de ISIS y el ex-Qaeda afiliado al Frente de Nusra).

Desde la guerra de Israel en 2014 en Gaza, Irán ha comenzado a prestar algún apoyo a Hamas de nuevo y, según Samir, también lo ha hecho Hezbollah. Sin embargo, la guerra en Siria, dice, ha cambiado su perspectiva no sólo sobre Hamas, sino también sobre las aspiraciones generales palestinas. “La razón por la que los estamos apoyando ahora”, dice, “es porque son enemigos de mi enemigo”.La Nación
Traducido por: Goal

 Licencia de Creative Commons
Este post está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional. Para copiar o reproducir parcial o totalmente este post deberá dar el crédito al traductor y a las bitácoras de las que lo hizo patriajudia.com
Silueta zorrete transparente-pequeña

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s