La mayoría de los jueces sin embargo determinó que “triple talaq ” era en realidad “contra los principios básicos del Sagrado Corán” y “lo que es malo en la teología es malo en la ley también”. Según la decisión, la práctica violaba el artículo 14 de la Constitución de la India, que garantiza el derecho a la igualdad.

Un jopurta

La mayoría de los jueces, sin embargo, determinó que “triple talHaitham al-Haddad es un juez del Consejo Sharia británico, y se encuentra en el consejo de asesores del Consejo Islámico de la Sharia. En cuanto al manejo de los casos de violencia doméstica, declaró en una entrevista: “No se debe preguntar a un hombre por qué golpeó a su esposa, porque esto es algo entre ellos, déjelos en paz, ellos pueden clasificar sus asuntos entre ellos”. (Fuente de la imagen: Captura de pantalla del video de Channel 4 News)aq ” era en realidad “contra los principios básicos del Sagrado Corán”, y “lo que es malo en la teología es malo en la ley también”. Según la decisión, la práctica violaba el artículo 14 de la Constitución de la India, que garantiza el derecho a la igualdad.

En un reciente fallo histórico , el Tribunal Supremo de India siguió el ejemplo de 22 países musulmanes -incluyendo Pakistán y Bangladesh- al prohibir la práctica islámica según la cual un marido puede divorciarse instantáneamente de su esposa pronunciando la palabra talaq (en árabe por ” divorcio “) tres veces – incluyendo por el texto o correo de voz. La decisión no fue unánime. Una minoría de jueces argumentó que la prohibición de “triple talaq ” sería una violación de la constitución india, que protege la libertad religiosa.

La mayoría de los jueces, sin embargo, determinó que “triple talaq ” era en realidad “contra los principios básicos del Sagrado Corán”, y “lo que es malo en la teología es malo en la ley también”. Según la decisión, la práctica violaba el artículo 14 de la Constitución de la India, que garantiza el derecho a la igualdad.

El veredicto fue el resultado de una petición presentada por cinco mujeres musulmanas cuyos “triple talaq ” de divorcios los dejaron desamparados, todo debido a los poderes indebidos otorgados a sus maridos por clérigos radicales. El veredicto era un alivio enorme para ellos, y otras mujeres como ellos en toda la India. Sin embargo, su mensaje más amplio debe servir como una hoja de ruta. Y una advertencia. En Occidente, los supuestos peligros del multiculturalismo siguen siendo considerados más importantes que los derechos humanos.

En Gran Bretaña, las prácticas abusivas contra las mujeres musulmanas siguen siendo impuestas por los Consejos de la Sharia. Estas prácticas incluyen “triple talaq “, halala (un ritual que permite a una mujer musulmana divorciada casarse nuevamente con su esposo sólo al casarse primero con otra persona, consumar el sindicato y luego ser divorciada por él) e iddah , un período de espera obligatorio de tres ciclos menstruales antes de que una mujer divorciada pueda casarse nuevamente.

Estos Consejos de la Sharia en el Reino Unido han estado ejecutando sistemas de justicia paralelos no oficiales”por todas partes en el país”, realizando bodas y decretando los divorcios según la más estricta interpretación del Islam.

A pesar de un contrato de matrimonio liberal emitido en 2008 por el Instituto Musulmán , garantizar la igualdad de derechos a las mujeres británicos musulmanes (incluyendo la prohibición de los matrimonios forzados) – que fue aprobado por el Consejo Musulmán de Gran Bretaña , el Consejo de la Sharia Islámica y otros grupos islámicos prominentes – prácticamente nada ha cambiado. La Unidad de matrimonios forzados de Gran Bretaña registró 1.428 casos de matrimonios forzados en 2016 solamente. Todo lo que Gran Bretaña necesitaría hacer es hacer cumplir sus propias leyes.

El Reino Unido no es el único país occidental afectado y sucumbiendo a tales prácticas. En Australia, por ejemplo, un grupo de arbitraje autoproclamado llamado Sharia Mediation ha estado manejando disputas familiares sobre asuntos cubiertos por la ley australiana. En otras palabras, como en Gran Bretaña, Australia tiene un sistema legal islámico paralelo operando bajo su nariz.

En los Estados Unidos, también, un cuerpo fue establecido en 2015 en Dallas, Tejas para arbitrar disputas entre la creciente población musulmana del área. Aunque se dice que este “tribunal” islámico emite decisiones no vinculantes -y está siendo comparado con las cortes rabínicas judías y los tribunales católicos-, sus opositores temen que imitará los tribunales de la Sharia en los países del Oriente Medio.

En Canadá , la práctica ha estado sucediendo por más de una década. En 2004, la provincia de Ontario autorizó el uso del arbitraje Sharia en asuntos de “propiedad, matrimonio, divorcio, custodia y herencia”. La ley que lo permitió – la Ley de Arbitraje – fue aprobada en 1991, para aliviar el “sistema de tribunales sobrecargado”.

Lo que los partidarios de esta forma de multiculturalismo no comprenden – o se niegan a reconocer – es que la existencia misma de los tribunales conformes con la Sharia no es sólo una amenaza para la justicia moderna, sino que necesariamente incita al abuso de las mujeres musulmanas, y la falta total de igual justicia bajo la ley.

Es crucial que las democracias occidentales proscriban prácticas arcaicas que privan a las mujeres y otros de sus derechos y dejan de permitir estas leyes en nombre de la “libertad religiosa”. En verdad, la justicia se niega. La India acaba de tomar una posición en la dirección correcta. Gran Bretaña, Australia, Estados Unidos y Canadá pueden y deben seguir.

Khadija Khan es periodista y comentarista paquistaní, actualmente radicado en Alemania.
© 2017 Instituto Gatestone. Todos los derechos reservados. Los artículos aquí impresos no reflejan necesariamente las opiniones de los Editores o del Instituto Gatestone. Ninguna parte del sitio web de Gatestone o de ninguno de sus contenidos podrá ser reproducida, copiada o modificada sin el consentimiento previo por escrito del Instituto Gatestone.

gatestone-logo-1000

ESTE ARTICULO HA SIDO REPRODUCIDO CON LA ESPRESA AUTORIZACIÓN POR ESCRITO DE GATESTONE INSTITUTE PARA PATRIAJUDIA.COM

Victimizing Women: Islamic Laws vs. Multiculturalism
by Khadija Khan
September 10, 2017 at 5:00 am
https://www.gatestoneinstitute.org/10968/women-islamic-law-multiculturalism
Traducido por: Goal

<Licencia de Creative Commons
Este post está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional. Para copiar o reproducir parcial o totalmente este post deberá dar el crédito al traductor y a las bitácoras de las que lo hizo patriajudia.com/strong>

Silueta zorrete transparente-pequeña

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s